12 dic. 2011


Y te das cuenta de que la vida no es como tú querías que fuera. Que la gente que te dijo que estaría siempre ya no está y que las que juraron que no podían vivir sin ti pueden hacerlo. Y que también te das cuenta de que nadie es imprescindible, ni siquiera él. Que hasta tú puedes vivir sin gente que pensabas que no podrías. Que te das cuenta de que cuando acaba un amor no es el fin del mundo. Tú puedes sin él, y el puede sin ti. Todo eso de 'no sé ser sin ti' no es así, y te das cuenta que tu vida gira sola, sin necesidad de nadie más que tú mismo.
Y aunque te duela, vas a darte cuenta de que el 'nunca más' nunca se cumple, y el 'para siempre' siempre acaba.

 Texto sacado del blog: http://aquienabrazascuandotesientessolo.blogspot.com
Agradecer a Paula que me haya dejado ponerla aquí y que os pido que os paséis por su blog que es genial. :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario