7 abr. 2012

+Te amo.
-¿A cuántas más se lo has dicho?
+Para ser honesto, tú eres la segunda.
-¿Y cómo tienes las agallas para decir que soy la segunda?
+Es que la primera fue mi madre, y tú estás siendo la segunda y la penúltima en toda mi vida.
-¿Penúltima?
+Sí, la penúltima. ¿O crees que no le voy a decir te amo a nuestra hija?

No hay comentarios:

Publicar un comentario